Estuve en la casa de mi amigo Jose y le pedi usar el banio.

Cuando estaba lavandome las manos senti un estruendo. “Que raro” – me dije – “pense que los ruidos en el banio solo los hacia yo” jaja.

Como pueden ver en las fotos, el cielo justo arriba de la taza se cayo, producto de la humedad acumulada por una gotera en el piso de arriba.

Por suerte el accidente no me agarro con los pantalones abajo!

1 Me Gusta